20/8/12

Tarot de Rider Waite: Diez de Oros


Esta carta, aparentemente tan simple y tan fácil de interpretar, tiene muchas capas de conocimiento e interpretación que son dignas de observar. Vemos a una familia como en el 10 de Copas, pero a diferencia de esta última carta,no parecen estar conscientes ni agradecidos por las bendiciones de la carta; no ven los pentáculos ni tampoco al anciano que los observa. Ni siquiera parecen estar demasiado felices. El anciano que los observa, como dice Rachel Pollack, nos hace recordar a los magos y genios benéficos de la mitología y los cuentos que visitan a las familias disfrazados de mendigos o peregrinos y que si su comportamiento es generoso y noble, les recompensan. Esta familia ni siquiera se ha dado cuenta de que está siendo observada, incluso si el anciano, con su vistosa capa bordada, es evidentemente alguien mágico y especial. Los únicos que reconocen al viejo son los perros,que representan al instinto puro que no juzga y precisamente por eso sabe más. El niño, en su inocencia, también parece percibir algo, ya que está pendiente de los perros.

La familia vive acomodada y feliz en una gran ciudad, protegidos por un arco donde símbolos de fuerza-la torre- y justicia-la balanza- les garantizan todas las seguridades posibles. Pero deben aprender a agradecer y utilizar lo que tienen, o si no la felicidad se convertirá en estancamiento, y no sabrán reconocer la magia cuando llegue a sus vidas.

Significado en posición normal:

Estabilidad económica, comodidad, bienes materiales. Una época próspera y tranquila de la vida. Aprender a agradecer lo que se tiene, no darlo por hecho. Compartir los beneficios, dar sentido a nuestra prosperidad.

Significado en posición invertida:

Inestabilidad familiar o financiera, zozobra. Hastío que conduce a riesgos innecesarios en juegos de azar, bolsa, etc. Exito que no produce la satisfacción deseada. 
  
Significado de la carta

Significados en posición normal de esta carta:

Esta carta habla sobre todo de prosperidad económica, muy estable. Un negocio que perdurará a lo largo de los años, un trabajo bien remunerado en una empresa muy solvente, recibir la herencia de una casa. En general es la carta de la riqueza, prosperidad material. Un hogar consolidado, una familia.

Algo que pasa de padres a hijos, no necesariamente material: puede ser una buena educación, valores inculcados que perdurarán.

También alerta sobre no ser capaz de percibir lo inmaterial, las fuerzas ocultas que reinan el universo.

Otro posible significado es una riqueza que ha llegado a su tope: a partir de él no se podrán aumentar.

Usos para la adivinación de esta carta:

- Herencia.
- La carta de la Riqueza (así se denomina en el Tarot de Toth).
- Comportarse según las tradiciones y convenciones sociales.
- Grandes empresas, instituciones, el Gobierno, etc.
- Ser capaz de ver, más allá de los bienes materiales, lo importante de la vida.

Significados en posición invertida de esta carta:

Si la carta en posición normal es la de la riqueza, en posición invertida nos alerta sobre problemas económicos. Una herencia que se complica, en la que las deudas pueden superar los bienes recibidos.

Problemas laborales, dificultad para encontrar una posición en el mundo que nos permita sentir seguros en lo económico.

Dificultades en el seno de la familia. Problemas para mantener un legado o patrimonio.

Aburrimiento ante lo conseguido, no ser capaz de valorar lo positivo de nuestra situación actual. Vivir un momento de prosperidad sin percibirlo puede ser más doloroso que el mayor de los infortunios.

Simbología

Rachel Pollack considera al diez de oros de la representación de Rider-Waite una de las cartas con mayor valor simbólico y en la que más niveles semánticos se entremezclan.

La carta representa, en el nivel superior, un hogar, la vida feliz de la familia, una posición segura y cómoda en el mundo. El peligro que corren estas personas es el de dar toda esta prosperidad por hecha, no cuestionar el origen de la misma. Pueden incluso caer en el aburrimiento y la apatía.

El hombre y la mujer miran en direcciones opuestas, aunque la mujer mira con algo de ansiedad tras de su hombro en la dirección del hombre. Un niño pequeño tira de la manga de la madre, de forma insistente, aunque parece ausente en sus pensamientos.

Ninguna de las figuras es consciente de la figura del hombre anciano, que acaba de cruzar el arco de la puerta de casa. Los perros sí que le prestan atención.

La carta está llena de símbolos mágicos, a pesar de su aspecto tan mundano. Los diez oros forman la figura del Árbol de la Vida de la Cábala. Esta figura no aparece en ninguna otra carta de todo el Tarot de Rider-Waite.

También puede apreciarse un bastón mágico apoyado sobre el arco, otro símbolo único en la baraja.

El mismo arco es un símbolo de equilibrio, de justicia y de las fuerzas ocultas que hacen que todo el universo se mantenga unido sin que se colapse. Al margen de nuestros pensamientos, sin que apenas lo notemos, con su fuerza es capaz de sustentar la estructura de toda la casa, en la que moramos y nos sentimos felices.

Edward Waite describe la carta del siguiente modo:

"Un hombre y una mujer bajo una arcada que da entrarda a una casa lujosa. Están acompañados de un niño, que mira con curiosidad a dos perros, que acosan a un personaje de edad avanzada, sentado al fondo. Una de las manos del niño se posa sobre uno de los perros."

La representación del Tarot de Marsella tiene en común la presencia de unos ejes transversales que parecen sustentar a todos los pentáculos. Estos ejes recuerdan a la carta de la Rueda de la Fortuna: hemos llegado al punto hasta donde nos estaba permitido alcanzar. Se ha alcanzado el máximo en lo que a prosperidad se refiere.

Representaciones metafísicas

La figura del hombre anciano en el Tarot de Rider, es un símbolo de la presencia de lo mágico. Es la figura de un Dios o un Ángel que se presenta con figura humana, normalmente con la de un hombre pobre, ante un familia, en espera de valorar el trato que recibe.

Si es bueno, dejará un bien mágico, como es el bastón que se apoya en el arco. Las personas no son capaces de reconocer su presencia pero sí los perros, que al igual que ocurre con la carta del Diablo, son capaces de reconocer las presencias malignas o benignas, a pesar de su disfraz.

La figura nos recuerda el retorno de Ulises a su hogar, en que se presentó ante su esposa vestido como un mendigo. Los perros de la casa sí fueron capaces de reconocerlo. 

Significado en posición normal:

Riqueza - Seguridad - Incolumidad - Familia - Antepasados - Herencia - Hogar

Significado en posición invertida:

Pérdidas posibles - Riesgo - Robo - Pérdida de herencias - Disipación - Juego

Zodiaco: Acuario 
Planeta: Urano


Fuentes:

http://www.secretosdeltarot.blogspot.com
http://www.tarotygratis.com